La teta y la luna (1994)

For the last film in his Iberian trilogy, it seems fitting that Bigas Luna would turn to his home of Catalunya to connect it to the rest of Spain and show that the Catalans also deal with the typical Iberian trope of machismo. Por la última película en su trilogía ibérica, tiene sentido que Bigas Luna volvería a su comunidad autónoma natal de Catalunya para unirla con el resto de España y mostrarr que también los catalanes sufren del mismo tropo típico de Iberia de machismo. 

The 1994 La teta y la luna details the life of young Tete (Biel Durán), whose parents recently had another baby and he craves the breast milk his younger sibling is getting. He asks the moon to deliver him a breast to drink from, and then a French couple arrives with a woman he becomes fascinated with, played by Mathilda May. La película de 1994 La teta y la luna detalla la vida del joven Tete (Biel Durán), cuyos padres acaban de tener otro hijo y ahora anhela tener una madre para amamantarle como su hermano. Pide a la luna un pecho para darle leche, y justo después llega una pareja francesa con una mujer que le fascina, interpretada por Mathilda May. 

While criticizing Laura Mulvey’s male gaze (which is constantly seen in the film), the film also explores what it means to be from the Catalan region of Spain. The film is mostly in Catalan, and young Tete is preparing to take part in the castellers, which are the human pyramids famous in Catalunya. The dialogue shifts between Catalán, Spanish and French (the French woman speaks Spanish but not Catalán), representing how Catalan and Spanish is actually spoken in the zone. Mientras critica a la mirada masculina de Laura Mulvey (que constatamente exhiba en la pantalla), la peli también explora lo que significa ser de la zona catalana de España. La mayoría de la peli está en catalán, y el joven Tete está preparando para hacer los castellers, o los pirámides humanos famosos de Catalunya. El dialogo cambia entre catalán, castellano y frances (la francesa habla castellano pero no catalán), lo cual representa como se hablan catalán y castellano en la zona. 

Despite, or maybe because of, the bizarre plot, the film works and seems more mature than the first two films of the trilogy. A pesar de, o quizás por, el argumento extraño, es una buena peli y parece más madura que las primeras dos de la trilogía. 

Bigas Luna y la trilogía ibérica

Catalan director Bigas Luna directed films touching on the erotic passions bubbling underneath the surface that explored the real meaning of the Spanish identity, especially the infamous machismo (i.e. toxic masculinity) so many Spanish men exhibit. El director catalán Bigas Luna dirijo películas que toca las pasiones eróticas justo abajo la superficie que exploraron el significado verdadero de la identidad española, especialmente el machismo de infame (i.e. masculinidad tóxica) que tantos españoles exhiben. 

The director was born 19 March 1946 and died from leukemia on 5 April 2013. He began making films during la Transición, the time after Franco’s death when Spain went from dictatorship to democracy. His texts often explore the tropes of Spanish identity, especially those of a sexual nature (he did get his start when el cine de destape was popular). El director nació el 19 de marzo de 1946 y murió de leucemia el 5 de abril de 2013. Empezó a hacer películas durante la Transición, el periodo del tiempo después de la muerte de Franco cuando España se convirtió de una dictadura a una “democracia”. Sus obras exploran los tropos de identidad española, especialmente los sexuales (empezó a hacer pelis durante el cine de destape fue popular). 

In the 1990s, he made a serious of films that have become known as the “Iberian trilogy”, that, according to his obituary in The Guardian by Ronald Bergan, “explored the darkest depths of eroticism and stereotypical Spanish machismo” and “mined the subversive potential of the melodramatic excess” filled with “emotionally stunted characters whose sexuality turns pathological” (and often compare various body parts to Spanish food). En los años 1990, hizo una serie de películas que se consideran “la trilogía ibérica”, que, según su obituario en The Guardian, escrito por Ronald Bergan y traducción mía, “exploraron las profundidades más oscuras de erotismo y el machismo español estereotípico” y “extrajeron la potencial subversivo del exceso melodramático” lleno de “los personajes retrasados emocionalmente cuya sexualidad se hace patológica” (y también se compara las partes del cuerpo a comida española muchas veces). 

Over the next few weeks, I’ll be revisiting the three films–Jamón Jamón, Huevos de oro and La teta y la luna–and writing about them here. If I can access more of his films stateside (I’m using the Spanish streaming service Flixolé), I’ll extend it to a Bigas Luna project. If not, the Iberian trilogy shall suffice. I hope you join me for this exploration. Durante las próximas semanas, voy a ver otra vez las tres películas–Jamón jamón, Huevos de oro La teta y la luna–y escribir sobre ellas aquí. Si puedo encontrar más de sus películas aquí en EE.UU (utilizo el servicio streaming Flixolé), haré un proyecto de Bigas Luna. Si no, la trilogía ibérica será suficiente. Espero que os guste mi exploración.