La moto de agua y el sueño imposible de “Barrio”.

I wrote this essay this semester before the professor decided to cancel it so we could focus on the final paper. I decided to share it here, even if it’s Spanish only. Escribí este ensayo este semestre antes de la profesora decidió anularlo para darnos más tiempo para enfocarnos en el trabajo final. He elegido compartirlo aquí, aunque solo tengo la versión en castellano.

La película de 1998 Barrio, dirigido por Fernando León de Aranoa, trata de la historia de la amistad entre tres adolescentes, Rai (Críspulo Cabezas), Javi (Timy Benito) y Manu (Eloi Yebra) y sus vidas en un barrio obrero al sur de Madrid. Los tres chicos tienen muchos sueños, pero no tienen mucha oportunidad realizarlos. Rai ahorra las tapas de yogur para un premio y después gana una moto de agua, la moto de agua es una metáfora de las esperanzas de los chicos y el robo de la moto es una metáfora de la pérdida de inocencia y esperanza.

En el barrio obrero de Madrid donde viven, hay pocas opciones de salida. Los adolescentes hablan de sus sueños de viajar a un país con playa y las chicas ideales para ellos.  No quieren quedarse en sus pisos en este barrio sin futuro donde la única manera de escapar es soñar. No quieren vivir las vidas de sus padres y familias y anhelen ser algo más. Rai va colectando las tapas de yogur para intentar ganar algo, y al final lo consigue. Gana una moto de agua que no va a ir a ningún sitio. En un barrio a la periferia de Madrid, ¿dónde van a usar una moto de agua? Los chicos solo tienen 15 años y no tienen coche. Los padres de los adolescentes tampoco tienen el dinero para ir de vacaciones, pero Rai es tan orgulloso de la moto. Es la primera vez que ha ganado algo y no quiere venderla por dinero, aunque la moto solo va a ocupar espacio, igual a los adolescentes. No hacen más con su tiempo libre de verano que ocupar espacio, o en un centro comercial escuchando música o en un descampado hablando de sus sueños o sentados en un puente sobre la autopista. La moto de agua hace igual, ocupar espacio sin hacer nada, sin poder llegar a su potencial dadas las circunstancias.

En la vida de este barrio obrero, los niños suelen estar condenados a vivir la misma vida de sus padres. Aunque es verano y no vemos los chicos como estudiantes, es fácil imaginar su vida escolar asistiendo a clase sin dedicar tiempo a estudiar. Parece que a los padres les importa poco sus hijos. La madre de Rai quiere vender la moto porque necesitan el dinero más que una moto de agua, sin entender la importancia de la moto para su hijo; para él representa sus sueños de vivir en la playa. Si la vendiera, perdería la representación física de sus sueños y la esperanza de una vida distinta.  Sirve como un recordatorio de lo que quiere de su vida, aunque entiende que es un sueño fútil. También es la primera vez que ha ganado algo y le da felicidad porque por una vez, siente que ha conseguido algo en la vida.

Rai deja la mota atado en la plaza a lado del bloque de pisos donde vive y una noche, alguien se la roba. Es un disgusto y enfadado para Rai. Se siente violado porque no solo le han robado su moto de agua, es como si alguien le robara sus sueños y parte de la inocencia de su juventud. Con la moto, siempre podría soñar con un futuro cuando llegase a la playa y pudiese usar la moto, o podría hacerle caso a su madre y venderla y después usar el dinero para vacaciones. Ahora no tiene este objeto que era una manifestación de sus sueños. Tiene que enfrentarse a la realidad de su vida. La única cosa que ha conseguido en su vida ya no está, desapareció sin rastro. Su niñez también está desapareciendo un poco más cada día. La vida ha sido duro hasta este momento, y la moto le daba emoción y esperanza. Ya no tiene esperanza. No es que de repente la moto fuese su vida completa cuando la ganó con las tapas de yogur, pero la pérdida de la moto representa la pérdida de esperanza en su vida. Se da cuenta que va a vivir la misma vida de sus padres y tiene pocas opciones de salida. Puede ser que cuando se de cuenta de su futuro, Rai está tan desilusionado que no le importa vivir o morir. Ve que sus sueños son imposibles e incluso cuando gana una moto de agua, alguien se la robo. Lo que le da la vida le quita inmediatamente.

Como la moto de agua representa la esperanza que los sueños dan a los adolescentes, y el robo de dicha moto representa la pérdida de esperanza y inocencia de niñez, la película ofrece una representación de la vida de un barrio obrero madrileño. Los chicos no son exactamente pobres, pero tampoco tienen las mismas oportunidades que una familia rica. Incluso si pudiesen asistir a la universidad en el futuro, no es probable que cobren el dinero que les permitiría hacer realidad sus sueños de viajar. Están atrapados en la parte baja de la clase media y siempre van a tener que preocuparse por dinero y llegar a final de mes, recolectando tapas de yogur y soñando con una vida mejor.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.